Brinda con las mejores copas esta navidad

Noticias
brinda-con-las-mejores-copas-esta-navidad

Cuando hablamos de copas resulta interesante conocer que tenemos acceso a una infinidad de marcas, modelos, formas e incluso materiales. Además, también encontramos multitud de vinos para cada tipo de copa. No hace falta ser un experto para comprender en qué copa se debería beber cada vino, simplemente se necesitará conocer algunas nociones básicas para disfrutar de un buen vino.

¡Esta navidad brinda con las mejores copas de Kristal 97 Branded Glassware!

Copas de vinos espumosos

¿Te has preguntado cuál es la copa ideal para conservar las burbujas de forma natural?

Las tradicionales copas espumosas son indispensables en estas fechas tan señaladas. La época navideña ya está aquí y en este artículo te contamos los tres tipos de copas para vinos espumosos por las que puedes optar para disfrutar de un buen champagne, cava, prosecco o espumoso.

Copa Pompadour

La copa Pompadour se define por ser una de las primeras copas de porcelana elaboradas específicamente para beber Champagne.

El nombre adjudicado tiene una historia previa. Debemos remontarnos a finales del siglo XVIII, cuando reinaba Luis XVI al lado de su esposa Maria Antonieta. Según se tiene entendido fue un encargo de Maria Antonieta teniendo de referencia su seno izquierdo para fabricarla. Sin embargo, la cultura popular atribuyó el molde a la amante del rey, Madame de Pompadour, de ahí el nombre escogido que perdura en el tiempo hasta la actualidad.

Las primeras copas de este tipo se remontan al año 1663. Se cuenta que surgieron como mandato del Duque de Buckingham a un artesano veneciano, el cual la apodó como Tazza, aunque este término no se popularizó hasta el siglo XIX.

La copa Pompadour se describe como una copa de diámetro grande y abierto, lo que facilita beber el contenido con mayor rapidez. Está cerrada ligeramente por los bordes con el objetivo de que no se derrame ninguna gota a pesar de los vaivenes de la mano.

La elegancia con la que cuenta y la capacidad de la que dispone la hizo célebre en las fiestas y guateques desde los años 30 hasta los 70.  Sin embargo, en la actualidad solo es popular entre los británicos y los rusos. En el resto del mundo ha acabado siendo reemplazada por la copa flauta, quedándose la copa pompadour como una pieza más vintage.

Copa flauta

La copa flauta es una de las copas más utilizadas para los brindis de las comidas y cenas navideñas. Este tipo de copa cuenta con procedencia galo-romana, siendo una de las copas más antiguas que existen en la actualidad. Se relaciona con los vinos espumosos.

Superior a la copa Pompadour, tiene una forma alargada y estrecha, lo que hace que mantenga la temperatura y espuma perfectamente, observando como suben las burbujas hasta la superficie. Su diámetro deja escapar el gas previniendo que los aromas se concentren.

copa-champagne

Copa tulipa

También conocida con el nombre tulipán, tiene un diseño intermedio entre la Pompadour y la flauta.

Se caracteriza por su anchura en el centro y su ligera estrechez en el extremo. Esta forma no es algo casual. Este diseño le permite mantener la temperatura perfecta y, además, previene que el carbónico se escape, haciendo que los aromas concentrados perduren y logrando una experiencia olfativa de mayor intensidad que las anteriores.

Muchos expertos contemplan que es una de las mejores copas para degustar el Champagne y captar su esencia.

Otras copas para Champagne

A parte de los tipos de copa mencionados hasta el momento, otras copas que se utilizan para servir el champagne son las copas de vino blanco.

Aunque no es la opción más ideal, también se recomienda utilizarlas ya que son más abiertas en la base y se potencian los aromas, a pesar de perder más carbónico que la copa tulipa.

Copas para vinos tintos

Cuando hablamos de vino tinto, lo más apropiado es poder observar bien el caldo a través del cristal. Las copas más conocidas para este tipo de vinos son las siguientes:

Burdeos

Con cáliz alargado y alto y un cuello algo más cerrado, este tipo de copa es ideal para vinos tintos jóvenes con cuerpo y crianzas. Su diseño permite una excelente oxigenación del vino y que, al beber, el caldo vaya directo al centro de la boca, haciendo que los sabores destaquen y se aprecien más fácilmente.

Proviene de la ciudad francesa de Buredeos, de la que heredó el nombre.

Borgoña

Esta copa destaca por su cáliz voluminoso y ancho cuello, así como un tallo proporcionadamente largo que permite que los aromas se desarrollen al máximo. En ella se realzan los sabores frutales y mitiga su acidez. Está especialmente diseñada para catar vinos elaborados con la variedad Pinot Noir.

copa-vino-blanco

Copas para vinos blancos

Las copas de vino utilizadas para el vino blanco poseen una forma similar a la copa burdeos, pero con un cuerpo más pequeño que las copas para vino tino y un tallo más alargado. Esto ayuda a prevenir una oxigenación desproporcionada del vino y a conservar la baja temperatura.

Una de las copas más utilizadas para el consumo del vino blanco es la copa chardonnay, que recibe su nombre del vino homónimo.

¿Cómo debe ser una copa de vino?

En la mayoría de las copas de vino nos encontramos tres elementos o partes principales: el tallo, la base y el cuerpo.

La copa genérica de degustación según la AFNOR (Asociación Francesa de la Normalización) posee unas medidas de 15,5 cm de alto y 6,5 centímetros de diámetro. La capacidad aconsejada asciende a 50 mililitros.

El diámetro que tiene la copa influye en la oxigenación y su abertura dará lugar a distintos niveles de fuerza aromática. Influirá, además, una mayor o menor inclinación de la cabeza por parte del consumidor.

En caso de que el diámetro sea pequeño, el consumidor inclinará la cabeza hacia arriba, concentrándose el vino en la punta potenciando el dulce; con un diámetro mayor se intensificará el sabor amargo ya que el contenido tenderá a desplazarse hacia el fondo de la cavidad bucal.

copa-de-vino-blanco

Base

La base se refiere a la parte inferior de la copa, lo que hace que se mantenga de forma vertical cuando la apoyamos sobre una superficie. Quizás no parezca una parte fundamental de la copa, sin embargo, esta debe prestar un tamaño proporcionado con respecto a los otros elementos, el tallo y el cuerpo, con la intención de que aporten una estabilidad conjunta.

Tallo

El tallo es el elemento que une la base de la copa con el cuerpo.  Es otra de las partes esenciales puesto que nos permite coger la copa por el tallo sin necesidad de hacerlo por el cuerpo, puesto que así calentaríamos el vino. Además, es una forma cómoda y equilibrada de agarrar la copa.

Cuerpo 

La parte más significativa de todas, el cuerpo o cáliz, es el hueco que va a contener la bebida. Es la parte que más cambia entre los distintos tipos de copas que encontramos en el mercado.

Cómo limpiar las copas de vino

Antes de servir un vino en una copa debe estar cuidadosamente lavada y fajinada para evitar la contaminación de sabores y/o aromas.

La mejor manera de limpiar una copa es con agua caliente y, posteriormente, pulverizarla con una mezcla de agua y 1 o 2 gotas de lavavajillas concentrado, aclarando el detergente residual y dejándola escurrir boca abajo para finalmente secarla con un trapo o papel. Una vez realizada esta acción, a continuación, se da paso al fajinado, lo que consiste en sacarle brillo a la copa con trapos secos y limpios a fin de que quede completamente transparente.

copa-vino-botella

Desde Kristal 97 BRANDED GLASSWARE, disponemos de un amplio catálogo en el que encontraremos diferentes copas clasificadas en función de la bebida: espumosos, vino, cerveza y beverage.

Sabemos que la copa es un elemento capaz de potenciar las cualidades de una bebida, por ello, nos comprometemos a asesorar a cada uno de nuestros clientes para convertir la degustación de su bebida en toda una experiencia.

¡Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta!

, , , ,

Relacionados


Últimas noticias

Categorías

Menú